Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Trabajo de investigación sobre la independencia de los Estados Unidos de Norteamérica

Publicado en por Aquiles

LAS COLONIAS INGLESAS

 

La primera aldea se construye por un grupo de colonizadores ingleses en 1607 llamada  Jamestown, Virginia. Estos portadores de  una cédula del Rey Jame I de Inglaterra, fundaron la primera colonia inglesa que sobrevivió.

De los  primero 105 colonos quedaron 73, muriendo de hambre y de enfermedades en los primeros 7 meses después de su arribo. Pero la colonia con el tiempo prospero y logro su crecimiento.

En Nueva Inglaterra, la región nororiental de lo que hoy es Estados Unidos, los puritanos ingleses establecieron varias colonias. Estos colonizadores se atrevieron a cruzar el gran océano, debido ha que  en sus tierras (Inglaterra) la iglesia de había inclinado mayormente a la practica del catolicismo. Esto genero persecuciones por ideales religiosos. Dichos  hombres encontraron en las tierras de América, un  lugar que les prometía fundar una ciudad donde poder practicar sus costumbres religiosas.

Estos puritanos  eran conocidos como los peregrinos, y llegaron América en un barco llamado Mayflower, estableciéndose en Plymouth, Massachusetts en el año 1620 y en 1630 en el área de Boston.

Llega toda case de personas: maleantes, aventureros, fervorosos creyentes, constructores, etc. América les prometía, como dijo el poeta Robert Frost, “un nuevo comienzo para la raza humana”.

En las colonias puritanas el derecho de voto se limitaba a los miembros de la iglesia, y los salarios de los ministros se pagaban de los impuestos.

Los puritanos creían que los gobiernos debían hacer cumplir la moralidad de Dios y por eso castigaban severamente a los bebedores, los adúlteros, los violadores del Séptimo Día, y los herejes.

Estos hechos  son bien explicados en las “fuentes para la historia de la colonización británica” de la cátedra de Americana I, de Carlos A. Mayo, como por ejemplo en el ultimo documento se registra la confección de Mary Toothaker, viuda acusada de brujería.

Roger Williams, un puritano que no estaba de acuerdo con las decisiones de la comunidad, sostuvo que el estado no debía intervenir en las cuestiones religiosas. Fue obligado a salir de Massachusetts en 1635, ante este hecho Williams funda una colonia vecina con el nombre de Rhode Islands, la cual se destacaba por tener libertad religiosa y el estado se encontraba  separado de la iglesia.

Otras colonias que se establecieron fueron el 1634 como refugio de católicos y bautizada con el nombre de Maryland y Pennsylvania en 1681 fundada por William Penn dirigente cuáquero.

 Estas dos ultimas colonias nombradas se caracterizaron por su tolerancia religiosa, la cual permitió atraer a otros grupos de colonizadores al Nuevo Mundo.

Con el paso del tiempo las colonias británicas de  América del Norte, fueron ocupadas también por grupos de origen no británicos, como agricultores alemanes en Pennsylvania, los suecos que fundan la colonia de Delaware, esclavos africanos que llegaron a Virginia en el 1619 y la compra por parte de los holandeses de la isla de Manhattan, así poco a poco fue poblándose este país que hoy investigamos.

 

 

TIEMPOS DE COLONIA (la época colonial)   

 

En la época colonial, esta mezcla de tradiciones contratantes ya estaba tomando forma. La mayoría de los colonos trabajaban en granjas pequeñas. En las colonias sureñas de Virginia, Carolina del Norte y Carolina del Sur, los terratenientes crearon extensos plantíos de tabaco y arroz en cuencas fértiles ribereñas. Estos plantíos eran trabajados por esclavos en su mayoría, que como habíamos explicado anteriormente ingresaron a estas tierras por traficantes de esclavos en 1619. Pero no tenemos que caer en que los únicos en trabajar la tierra eran los eslavos africanos (en su mayoría) sino que también se encontraban los ingleses libres que convenían en trabajar sin paga, a cambio de comida y alojo.

A medida que pasaban los años habían surgido aproximadamente 1770 varios centros urbanos pequeños, pero con proceso de expansión como por ejemplo, Philadelphia que contaba con 28.000 habitantes, era una de las ciudades más grande, seguida con Nueva York  y Boston.

Estados Unidos a diferencia de otras naciones jamas tuvo una aristocracia feudal. En la era colonial la tierra era abundante y la mano de obra escasa y todo hombre libre tenia posibilidad de alcanzar alguna propiedad o por lo menos  independencia económica.

Todas las colonias compartían la tradición del gobierno representativo. El monarca ingles nombraba a la mayoría de los gobernadores provinciales, pero ellos debían gobernar conjuntamente con una asamblea elegida. El voto le estaba permitido a los terratenientes blancos.

Para 1733 los ingleses habían ocupado 13 colonias a lo largo de la costa del Atlántico, desde New Hampshire en el norte hasta Georgia del sur. Por otro lado los franceses controlaban Canadá y Louisiana.

En 1756 Francia e Inglaterra estaban enfrascadas en la Guerra de los Siete Años, conocida en los Estados Unidos como la Guerra Francesa e Indígena.

El primer ministro británico William Pitt invirtió dinero y soldados en Ameriza del Norte  y gano un imperio, logrando que las fuerzas británicas tomaran las plazas fuertes canadienses. La paz de París firmada en 1763 dio a Gran Bretaña derechos sobre Canadá y toda América Del Norte al este del Río Mississippi.

 La victoria inglesa produjo enfrentamiento entre las colonias, esto por diferencias entre de nacimiento los que eran indios llamados así por los europeos, a los nacidos en las tierras Américas.

El gobierno británico empezó a tomar medidas drásticas para solventar las perdidas económicas que  produjo Guerra de los Siete Años. Una de ellas fue la Ley de Alojamiento que obligo a las colonias a alojar y alimentar a los soldados británicos; y con la Ley de Estampillas, debían adherirse estampillas fiscales espaciales a todos los periódicos, folletos, documentos legales y licencias.

Los temores de los ciudadanos hacia los gobiernos poderosos provocan desconfianza; Después de todo mucho de los inmigrantes que llegaron al país fueron por represión política. Hay que tener en cuenta que dichos ciudadanos estaban acostumbrado a manejar de otra manera los asuntos de sus colonias, por asambleas. 

En 1765, representantes de nueve colonias se reunieron como “Congreso sobre la ley de Estampillas” y protestaron contra el nuevo impuesto.

Los comerciantes se negaron a vender los productos británicos y los colonos sencillamente se negó a comprar las mencionadas estampillas.

El parlamento británico se vio forzado a revocar la Ley de Estampillas, pero hizo cumplir la Ley de Alojamiento, también decretó impuestos al té y a otros productos y envío funcionarios aduaneros a Boston a cobrar aranceles. De nuevo los colonos protestaron, así que se enviaron soldados británicos a Boston. Estas tensiones se solucionaron cuando el ministro de hacienda británico Lord North, elimino todos los nuevos impuestos salvo el del té.

En 1773 un grupo de patriotas respondió a contra el impuesto aplicado al té, escenificando la Fiesta del Té de Boston  generaron una revuelta atacando los barcos de los mercaderes británicos, arrojando los productos al agua, en el puerto de Boston.

En septiembre de 1774 tuvo lugar en Philadelphia el primer Congreso Continental reunión de lideres coloniales que a se oponían a la opresión británica sobre las colonias. Estos lideres incitaron a los colonos a desobedecer las Leyes Intolerables promulgada por el parlamento y a boicotear el comercio británico.

Los colonos empezaron a organizar milicias y almacenar armas y municiones.

 

 

     

EL COMIENZO DE  LAS BATALLAS (Revolución)

         

Cuando las 13 colonias originales se separaron de Inglaterra. El 19 de abril de 1775, 700 soldados ingleses salieron de Boston para impedir la rebelión de los colonos mediante la toma de un depósito de armas de estos últimos en la vecina ciudad de Concord. En el poblado Lixington se enfrentaron a 70 milicianos. Alguien, nadie sabe quién, abrió fuego, y la guerra de la independencia comenzó. Los ingleses fácilmente se tomaron a Lixington y Concord, pero a su regreso hacia Boston fueron hostilizados por cientos de voluntarios de Massachusetts. Para junio, 10.000 soldados coloniales habían sitiado Boston, y los británicos se vieron forzados a evacuar la ciudad en marzo 1776.

En mayo de 1775, un Segundo Congreso Continental se reunió en Philadelphia y empezó a asumir las funciones de gobierno nacional. Creó un ejército y una marina continental bajo el mando de George Washington, un hacendado virginiano y veterano de la Guerra Francesa e Indígena.

Se imprimió papel moneda y se iniciaron relaciones diplomáticas con potencias extranjeras.

El 2 de julio de 1776, el Congreso finalmente resolvió: Que estas Colonias Unidas son, y por derecho deben ser estados libres y soberanos. Thomas Jefferson, con la ayuda de otros de Virginia, redactó una Declaración de Independencia, que el Congreso aceptó el  4 de Julio de 1776.

La declaración presentó una defensa pública de la Guerra de Independencia incluida una larga lista de quejas contra el soberano inglés Jorge III. Pero sobre todo, Explicó la filosofía que sustentaba a la independencia, proclamando que todos los hombres nacen iguale, y poseen ciertos derechos indispensables, entre ellos la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que los gobiernos pueden gobernar sólo con el consentimiento de los gobernados; que cualquier gobierno puede ser disuelto cuando deja de proteger los derechos del pueblo. Esta teoría política tuvo su origen en el filósofo inglés John Locke, y ocupa un lugar prominente en la tradición política anglosajona.

Al principio, la guerra fue desfavorable para los colonos. Los británicos tomaron la ciudad de New York en septiembre de 1776, y a Philadelphia un año después. Las cosas empezaron a cambiar en octubre de 1777 cuando un ejército británico bajo el mando del General John Burgoyne se rindió en Saratoga, en el estado de New York. Alentada por la victoria Francia en febrero de 1778 firma una alianza Franco-americana, para humillar a sus antiguos enemigos.

Pese a sus escasas provisiones y limitado adiestramiento, las tropas coloniales pelaron bien en general, pero podrían haber perdido la guerra si no hubiera recibido ayuda del erario francés y de la poderosa marina francesa. Aunque en muy pocos textos aparece, considero que debe ser destacado también el aporte del general Bernardo Gálvez que 1779 forzó a los ingleses a rendirse en Manchac, Luisiana, también Baton Rouge y muchos  mas, como por ejemplo 1780 sus tropas tomaron Fort Charlotte en Mobile, Alabama y en mayo de 1781 conquistó Fort George en Pensacola, Florida, dando el aporte muy poco mencionado de España en la independencia Estadounidense.

En 1778, la lucha se trasladó en gran medida al sur. En 1781, 8000  tropas británicas al mando del General George Cornwallis fueron rodeadas en Yorktown, Virginia por una flota francesa y un ejército combinado por franco-americano al mando de George Washington. Cornwallis se rindió, y poco después el gobierno británico propuso la paz. El Tratado de París, firmado en septiembre de 1783, reconoció la independencia de Estados Unidos de América y otorgó a la nueva nación todo el territorio al norte de Florida, al sur del Canadá y el este del Río Mississippi.

 

Por ultimo 1788 fue aceptada la constitución pero después de muchas amargas discusiones.

La constitución dejo establecida una forma de gobierno federal con facultades divididas entre los gobiernos federales y estatales. Al gobierno federal corresponden todos los asuntos que afectan a la nación en general. De este modo, la Constitución y la declaración lograron equilibrio entre dos aspectos fundamentales pero contradictorios de la política: la necesidad de una autoridad central eficiente y fuerte y la necesidad de garantizar libertades individuales.

Los federalistas estaban a favor de un presidente fuerte y un gobierno central; los Republicanos Demócratas defendían los derechos de los estados en lo individual, porque esto parecía garantizar mayor control y responsabilidad “locales”. Este partido tenía simpatías de los pequeños agricultores; el Partido Federalista era el favorito de las clases prósperas, y desaparecería en 1820.

Lo que suceda de aquí en mas forma parte de una nueva nación que emprendería una lucha ardua para lograr cementar sus bases.

Comentar este post